$800

3 cuotas sin interés de $266,67
Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Nuestro local
  • LibreríaManuel Ugarte 2439. Lunes a sábados de 14 a 19 h.
    Gratis
Descripción

Los trabajos que reúne este volumen representan dos estadios de una misma investigación sobre la filosofía de Walter Benjamin llevada adelante por la filósofa italiana Barbara Chitussi. Las coordenadas son precisas: París y el siglo XIX como la época del mito y la locura. En el primero de ellos, Filosofía del sueño, Chitussi muestra cómo Benjamin logró adentrarse en el mundo onírico de los passages parisinos e interpretarlos sin ceder a la falacia de que los sueños son la contraparte de la verdad histórica. Para ello, la autora construye una constelación conceptual («expresión», «espera», «despertar», «apariencia» e «impronta») que sirve como puerta de entrada al pensamiento benjaminiano, a la vez que lo conecta con la agenda filosófica del presente, cargándolo de actualidad. Las ideas de Benjamin, siempre abiertas a las novedades perceptivas de la época (en su caso, el cine), parecen madurar página a página en el segundo trabajo, Imagen y mito. En 1937, precisamente, a la manera de un director cinematográfico, Benjamin repensaba el montaje final del Passagenwerk (conocido en castellano como «Libro de los pasajes»): el proyecto hecho enteramente de citas e interpretaciones en el que trabajó durante diez años y que todavía estaba inconcluso cuando murió, en 1940. La «ciudad onírica» comenzaba a perder protagonismo frente a su soñador más pertinaz, el poeta francés Charles Baudelaire. En ese marco, los temas del sueño y el despertar entran en una nueva y fuerte tensión. En el estudio que se despliega en Imagen y mito, estas reelaboraciones, pacientes y costosas, son comprendidas al calor de las discusiones entre Benjamin y Theodor Adorno, por lo que la intensa correspondencia que mantuvieron a lo largo de una década y media (más o menos cálida, siempre rigurosa) adquiere aquí el estatus de un auténtico trabajo filosófico. Es así que, gracias a la composición de Chitussi, las cartas entre estos dos viejos amigos aparecen como ramificaciones vivas de la obra-enredadera, el Passagenwerk. (por Julián Mónaco)