$2.000

3 cuotas sin interés de $666,67
Ver medios de pago
Descripción

Estábamos necesitando esta publicación, por lo que implica como acto político invitar a los analistas a que se sienten en el banquillo y den sus razones: por qué se habla tan poco del incesto. Sólo esa pregunta, en su sencillez. ¿Cuáles serían las razones por las cuales una práctica que interroga los horrores negados por la humanidad ha dicho tan poco sobre el incesto? Y no hablamos del incesto sólo en su dimensión mítica, ni siquiera antropológica, sino en su anclaje clínico, en los casos que escuchamos todos los días. ¿Qué analista podría decir que no fue confrontado en su escucha a esa forma de lo horroroso? Y, sin embargo, silencio. 

En este libro, los sucesivos encuentros tienen el valor de ir avanzando entre el fundamento teórico y la lectura de la clínica. En ese movimiento de suave vaivén nos vamos adentrando, diciendo, intentando cernir algo de ese horror.

La invitación es a no intentar amordazar con un diagnóstico un padecer cuya lengua aún no aprendimos a leer y que, por su cercanía con lo horroroso, puede llevarnos a reproducir la hipocresía con que estos casos caen en la parálisis del silencio.

Encuentro en esta invitación una apuesta política fuerte del psicoanálisis: que se formen analistas que no cedan en el intento de cernir la causa de su propio horror de saber y que, a partir de eso, quieran aun acompañar a otros en su propio camino, propiciar su decir.

Del prólogo de Julieta De Battista