E N V Í O S A T O D O S L A D O S >>> COLEGIALES Y BELGRANO: sin costo (sin mínimo de compra) - RESTO DE CABA: sin costo en compras superiores a $3000 + pedidos que se hagan hasta las 15 h llegan el mismo día - RESTO DEL PAÍS: a domicilio y a lockers, ingresá tu código postal el margen de cualquier libro para conocer las opciones disponibles para tu zona.

$2.800

3 cuotas sin interés de $933,33
Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Nuestro local
  • LibreríaManuel Ugarte 2439. semana del 31 de mayo: lunes a viernes de 14 a 19 h.
    Gratis
Descripción

Traducción de Albert Fuentes

Mickey Mouse, Hello Kitty y Pikachu tienen algo en común: encajan plenamente en el patrón estético de lo que en inglés llaman «cute» y que en español identificamos con las cosas monas, adorables, achuchables… en definitiva, con lo Cuqui. Son figuras, muñecos, personajes u objetos que despiertan nuestra ternura, nuestra capacidad de empatizar y proyectar amor por su combinación de colores, sus formas redondas y suaves, o su tamaño pequeño y manejable. Lo Cuqui está por todas partes, nos despierta emociones y adhesiones, nos anima a comprar y a coleccionar; nos tatuamos, decoramos nuestra casa, forramos nuestras carpetas y tapizamos nuestros coches con motivos cuquis. Es indiscutible, pues, que lo Cuqui tiene poder. Pero ¿en qué consiste ese poder?

En este ensayo, el filósofo británico Simon May profundiza en el asunto y consigue llegar a conclusiones. En la línea de pensadores contemporáneos que se manejan en un terreno a medio camino entre la estética, la cultura pop y la política –como Mark Fisher o Pacôme Thiellement–, May parte de la idea de que lo Cuqui no es solamente un capricho estético o una moda del momento, sino uno de los factores que explican nuestra época: una expresión de los miedos y las inquietudes que nos provoca la transformación constante –política, económica, tecnológica– del mundo en que vivimos. Nos refugiamos en las cosas cuquis porque la realidad es fea, y lo Cuqui es un antídoto y una forma de control cuando la incerteza y el malestar se abren paso en nuestras vidas. Ese es, a grandes rasgos, el poder de lo Cuqui: mostrarnos con detalle el tipo de sociedad en que vivimos, protegiéndonos de paso contra sus efectos desasosegantes.

 

«El gusto contemporáneo se ha ido modelando a través de nuevos conceptos situados en la frontera entre la moral y el juicio estético. Uno de esos conceptos es el de “lo Cuqui”, y Simon May ha hecho un gran trabajo sometiendo esta pobre, tierna y vulnerable idea a una fuerte zurra conceptual.» ROGER SCRUTON

«Cuando nos encontramos con cosas o personas cuquis, la ambigüedad flota en el ambiente: por una parte, las cosas cuquis son infantiles e inofensivas, pero por otra también son extrañas e inquietantes. Este libro inteligente y provocador abre nuevos territorios.» SIMON BLACKBURN

«Una guía amena del extraño mundo de lo Cuqui: el análisis de May es entusiasta, y su sentido del humor, agudo. No volverás a mirar a Kim Jong-il y Donald Trump de la misma manera…» FRANCESCA CARINGTON

«Este ensayo es un buen ejemplo de cómo proceder en la reflexión estética sobre lo cotidiano y nos plantea una pregunta de alcance sociológico y filosófico que articula todo el texto: ¿Qué nos dice el auge de lo "cuqui" sobre los tiempos en que vivimos, sobre nuestras sociedades, sobre nosotros?» PAU COMPTE, La Central

«Más Forky y menos Sartre.» EUDALD ESPLUGA, la Fronde